INKATERRA LA CASONA

El primer hotel boutique de Cusco, Inkaterra La Casona está ubicado en la tradicional Plaza de las Nazarenas, rodeado de vibrantes calles empedradas. Esta mansión del siglo XVI yace sobre una academia para el entrenamiento de un selecto ejército del imperio Inca, y tuvo al conquistador español Diego de Almagro y al Libertador Simón Bolívar entre sus ilustres huéspedes.

Luego de ser armoniosamente restaurado por Inkaterra durante cinco años para enfatizar su arquitectura original, Inkaterra La Casona refleja el encuentro de culturas y tradiciones a través de los siglos. Alrededor del patio principal, sus once suites están provistas de chimeneas, pisos radiantes y grandes bañeras. Sus salones están decorados con muebles coloniales, telas precolombinas y murales originales.

La sala de terapias Yacu ofrece una variedad de tratamientos y, como el restaurante del hotel, utiliza productos locales. Aquellos que duermen entre sus muros de piedra, bajo las vigas expuestas, obtienen un conocimiento más profundo de la herencia cultural de la ciudad.